Comunicaciones Fútbol Club

Durante la primera fase tuvo dificultades para imponer su juego, al igual que su equipo, que relegó el primer puesto de su grupo. Así, reconocía también la valía de Kempes como armador de juego, además de la de goleador. Una vez transferido de Rosario Central a Valencia de España, Kempes volvió a vestir la casaca albiceleste de forma oficial recién en el mismo Mundial de 1978; llegó a éste como el único futbolista del plantel argentino que jugaba en el extranjero.

Deja una respuesta